7 trucos para comer fuera de casa sin engordar

loading...

comer fuera de casa sin engordar

La vida actual, cargada de prisas y compromisos y el ritmo de trabajo y actividad que llevamos, a veces son difícilmente compatibles con una alimentación equilibrada y sana cuando nos vemos obligados (por propia voluntad o por compromiso) a comer fuera de casa. La inclinación fácil es decantarse por el fast food, que en muchas ocasiones no conlleva más que la ingesta de excesos de grasas y sustancias nocivas para el organismo.

Especialmente el buen tiempo, el sol y el verano son grandes aliados del tapeo, de salir por las noches y de comer fuera de casa. Si nos preocupamos por la alimentación que llevamos y nos gusta cuidarla, cuando comemos en casa todo queda bajo nuestro control y podemos componer la comida o cena con un adecuado equilibrio de nutrientes e incluir verduras, frutas, carnes magras y alimentos bajos en grasas, etc.

Pero cuando no tenemos más remedio que comer fuera (por gusto o por obligación) no es fácil mantener el control sobre lo que vamos a ingerir. En muchas ocasiones, nuestros acompañantes marcarán la pauta de en qué sitios comer y hasta qué tipo de comida pedir, lo que nos puede llevar a elegir comida poco saludable o con exceso de grasas por influencia de los demás.

De hecho, está comprobado que el hábito de comer fuera de casa es uno de los principales obstáculos para llevar una alimentación sana y la causa del fracaso de muchos regímenes y dietas de adelgazamiento. Una sola visita a la pizzería puede arruinar todo el esfuerzo de una semana de dieta, si no nos controlamos.

No obstante, si seguimos una serie de consejos básicos podemos tener bajo control las comidas fuera de casa y que no se conviertan en un enemigo de nuestra salud o figura.
  1. Intenta elegir establecimientos con una variada carta que incluya platos saludables (pescados a la plancha, verduras, etc.). Todo restaurante que se precie ofertará una carta al gusto de cada consumidor y sus preferencias alimenticias.

  2. Para no llegar al restaurante/fast food con hambre que pueda provocar que tu voluntad flaquee, toma una o dos piezas de fruta antes de salir de casa, así llegarás con menos ansiedad a la comida o cena. El azúcar de la fruta (fructosa) ayudará a regular tus niveles de glucosa y podrás tomar decisiones más racionales en la elección de los platos a pedir.

  3. Si vas a comer a base de raciones compartidas con otros comensales, es recomendable que te sirvas en un plato para así controlar lo que comes de cada ración. Incluye dentro de las raciones variedades sanas (verduras salteadas, ensaladas, etc.).

  4. comer sano fuera de casa

  5. Los platos combinados, habituales en las cartas de los restaurantes españoles, no son el mejor aliado de la dieta sana. Si vas a pedir uno, intenta evitar los fritos y rebozados y elige carnes o pescados a la plancha acompañados de ensalada.

  6. Si comes de menú y éste incluye dos platos, intenta que el primero sea basado en verduras y el segundo en proteínas con bajo contenido en grasas.

  7. Si no tienes más remedio que comer en un fast food, ten en cuenta que la mayoría de las grandes cadenas son cada día más sensibles a los intereses de la población que cuida su alimentación, por lo que cada vez más su carta incluye una gama de platos sin excesos de grasas y aditivos, donde predominan las ensaladas. No obstante, ten en cuenta que no todas las ensaladas que se ofrecen en estos establecimientos son tan “sanas”, sobre todo aquellas que incluyen salsas grasas o aderezos tipo pollo rebozado. Si vas a pedir una ensalada, que no lleve estos excesos.

  8. No abuses de los postres, evita los helados, dulces, etc., y elige preferentemente fruta del tiempo. Además, con la primavera y el verano llega una amplia y atractiva variedad de frutas jugosas y exquisitas que no debes desaprovechar.   

En todo caso, como en casi todo en esta vida, lo importante es la moderación y evitar los excesos. Si comes una vez a la semana fuera de casa y el resto de los días llevas una alimentación equilibrada y sana, tampoco te tienes que preocupar, otra cosa es que comieses todos los días en establecimientos de comida rápida.

Si tienes que comerte puntualmente una hamburguesa o una porción de pizza, tampoco te obsesiones y disfruta del momento. No vayas a ser como la cantante Marta Sánchez que afirmó que ella nunca se había comido una pizza.
7 trucos para comer fuera de casa sin engordar 7 trucos para comer fuera de casa sin engordar Reviewed by Sonia Perez on 12:15 Rating: 5